lunes, 6 de octubre de 2014

Hostes ad portas

Los enemigos (extranjeros, por supuesto) están a punto de entrar, saltándose las murallas. Encuentro esta frase (en castellano en la traducción, junto a la de "divide y vencerás") en este texto, sumamente interesante, sobre el Estado Islámico. Lo de "divide y vencerás", táctica imperial donde las haya, se aplica a la "hazaña" de los Estados Unidos y sus aliados en Irak, sustituyendo aquella dictadura (porque lo era) por una exacerbación de los sentimientos étnicos y religiosos.
El texto que cito, como otros igualmente convincentes, hace pensar que sin tal chapucería como la de Irak, el EI no se habría producido. Y si "Occidente" (es decir, los chapuceros recién citados) no hubiera apoyado a Al Qaeda (y a su escisión el EI) contra Asad en Siria, tampoco habría tenido la fuerza que ha adquirido. Con alguna salvedad.
Y es esta: lo de las "hordas extranjeras en la frontera" se refiere a la táctica propagandística de políticos tan dispares como Netanyahu, Sisi o Asad y, si me apuran, por parte de algún ministro español que ya ha explicado que el EI puede atacar a España en cualquier momento (algo así como Blair anunciaba que Sadam Husein podía bombardear Inglaterra en 45 minutos). Funciona. Claro que puede haber ataques suicidas, pero resulta sospechoso el anuncio de una "larga guerra" al respecto. Bonito mapa.
isis-khilafah-1
No son los únicos "hostes ad portas" que aparecen en las propagandas. Pienso, ay, en algunas proposiciones catalnistas ("España nos roba") y en sus correspondientes españolistas, dispuestos, estos últimos, a encontrar a España al borde de una nueva guerra civil, como si se tratase del 1934, prólogo de 1936, última guerra civil española (porque española fue. Que se lo hubiesen dicho a Orwell y su Homenaje a Cataluña)

No hay comentarios:

Publicar un comentario