viernes, 3 de octubre de 2014

Cambio climático y desigualdad

No se trata de convertir el pesimismo en un argumento para no hacer nada. Se trata de saber de qué va el problema por aquello de que un problema bien planteado es un problema medio resuelto. Aquí se desarrolla el argumento.
Tenemos, en primer lugar, un problema climático que, en buena esperanza matemática, por poca probabilidad que tenga de producirse acarrearía males tan enormes que obliga a planteárselo seriamente. Aquí hay más datos. Y aquí los argumentos (maltratados) de los que lo rechazan.
Tenemos, en segundo lugar, un problema añadido: el coste para afrontarlo eficazmente en la actualidad es muy elevado de modo que el cálculo cambia: poca probabilidad en el futuro, alto coste en el presente.
En tercer lugar, tenemos el choque entre dos lógicas: la del medio/largo plazo (la mediambiental) y la del corto plazo (la económica o, mejor, la empresarial).
Cuarto lugar, las élites arrastran una larga tradición de. "après moi, le déluge", después de mí el diluvio, sea frase de Luis XV, XVI o Madame de Pompadour.
Finalmente, si la distancia entre las élites actuales y los mindundis se ha ensanchado notablemente en los últimos tiempos, una mayor desigualdad se convierte en un obstáculo para resolver la cuestión mediambiental. De eso trata el artículo que cito y los que allí se citan.
Tal argumento tienen dos posibles consecuencias: una, "lasciate ogni speranza voi ch'entrate", el fin de toda esperanza que anunciaba la puerta del infierno del Dante. La otra, saber que ambas "luchas" tendrían que estar unidas y no lo están. Hay que reconocer que hay razones para el pesimismo, pero también las hay para intentar hacer algo si lo que está en juego es lo que es. Para decir lo de "el que venga detrás, que arree", hay que estar entre las élites, de reconocida falta de empatía hacia los problemas de los demás, sean presentes y, mucho más, futuros. Y más si los problemas de los futuros interfieren en los factores que llevan a que dichas élites estén donde están.

No hay comentarios:

Publicar un comentario