lunes, 8 de septiembre de 2014

No viajan solos

Se anunciaba un meteorito a miles de kilómetros por encima de Nueva Zelanda. Se vio otro en Barcelona, Cataluña y otras zonas de la Península llamada Hispania por los romanos. Aterrizó otro en Managua, Nicaragua. Un solo mundo. Cada lugar con sus características propias y cada lugar creyendo que es único, distinto y distante. Pero todos a la intemperie.

(file, Reuters)

Captan la imagen de un bólido sobrevolando el cielo de Barcelona

Son cratère fait 12 mètres de diamètre.

(Añadido el 9: Si eso está claro, si se reconoce que un posible "ataque" de meteorito podría producir algo parecido a la desaparición de los dinosaurios, con más razón tendría que reconocerse que los efectos del probable cambio climático no conocen fronteras. Aquí se citan y se da paso mediante el oportuno enlace una serie de trabajos recientes sobre el asunto. La diferencia es que en este caso, puede haber "gorrones" que piensen que enfrentarse al problema es cosa de todos, pero no de ellos. Aquí hay un caso. Estamos atrapados y los políticos también)

No hay comentarios:

Publicar un comentario