viernes, 11 de julio de 2014

Paranoicos sin fronteras

Lo peor que le puede pasar a un paranoide que cree que le están persiguiendo es que le estén persiguiendo realmente. Pasaba con los que sospechaban que sus navegaciones por Internet estaban siendo seguidas por oscuros poderes mundiales. Más de una he tenido que leer al respecto. Los ingenuos pensábamos que no, que siendo, como somos, unos mindundis, no va a haber alguien dispuesto a seguirnos los pasos, hacer análisis de contenido de correos y posts y controlar en qué sospechosas páginas entrábamos. Pensábamos, insisto que en nuestra ingenuidad, que, puestos a vigilar, estarían vigilando a los "sospechosos habituales" (con escaso éxito, por lo visto, si observamos cómo han ido atentados, intervenciones, desfalcos, robos, invasiones y demás asuntos que afectan al orden establecido). Pues no. Resulta que vigilan más a los mindundis que a los "sospechosos habituales". Una razón puramente estadística es que, al ser una vigilancia al azar, los mindundis, que somos mayoría en el mundo, tenemos necesariamente que estar proporcionalmente representados en la muestra, es decir, de manera mayoritaria. Otra razón es que los vigilantes están locos y "quis custodiet ipsos custodes", quién vigila a los vigilantes. Finalmente, que los "amenazantes" han dejado de estar entre los "sospechosos habituales" y, en consecuencia, los defensores del orden, que saben que salta la liebre donde menos te lo esperas, han tenido que husmear en muchos más ordenadores. Pero para eso tienen la tecnología apropiada.
Para los que quieran defenderse de tal ataque (si es que tiene algún sentido defenderse de la estupidez), aquí hay algunos medios para conseguirlo, aunque nunca de manera total. Por lo que a mí respecta, pueden seguir viendo lo que quieran. Cuanto más vean a los irrelevantes como yo, menos verán a los que les tendrían que importar. De hecho, cuenta ahora Snowden, el 90 por ciento de los vigilados por la omnipotente, omnipresente y omnisciente (es decir, divina) NSA, no tenían nada que ver con la "vigilancia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario