domingo, 20 de julio de 2014

Israel, Ucrania y cui bonum

El llamado "Secret Downing Street Memo" sobre la participación británica en la ocupación de Irak incluye una frase que ha sido ahora subrayada a propósito de asuntos actuales. Es esta: 
the intelligence and facts were being fixed around the policy 
A lo que dicen unos y otros, la decisión de invadir Irak fue primero y, después, vinieron los datos tanto de agencias de espionaje como "directos". En muchos países, algo menos en España, los medios siguieron esta línea, trazada, de alguna manera, por el chusco discurso de Colin Powell en Naciones Unidas. Que después aquellos "datos" resultaran falsos y falaces, es agua pasada. Pero no tanto.
Se recuerdan ahora a propósito del MH17 y se pregunta, ahora como entonces, a quién beneficia (cui bonum, bueno para quién). Responder no es saber quién lo hizo realmente, pero la respuesta más inmediata es a Kiev y a los intereses de los Estados Unidos frente a Rusia. Punto.
Podría recordarse a propósito de lo que está sucediendo en Palestina-Israel. En concreto, en Gaza. También yo me lo preguntaba desde el secuestro y muerte de los tres estudiantes judío, y más viendo a dónde puede llevar la situación a unos y a otros. O a dónde parecen querer llegar. Favorece al gobierno de Israel. Punto.
No se puede concluir nada. Por la sencilla razón de que los "datos de inteligencia" y los demás "datos" que cada medio aporta según le conviene (ver un caso curioso aquí y otro aqui) pueden ser tan falsos y falaces como lo fueron los de Irak. Dudar (porque razones para dudar haberlas haylas) no impedirá ser engañados. Pero, por lo menos, lo dificultará. Algo es algo. El que no se consuela es porque no quiere.
Todo eso en la inverosímil hipótesis de que los actores en estos dramas que tanto dolor están causando, sean racionales (aqui, un israeli lo pone en duda), es decir, racionales porque ponen medios para alcanzar fines, que es el requisito para poderse preguntar "quién logra sus fines". Si únicamente es expresión de rabia y frustración, la pregunta no tiene mucho sentido como instrumento para entender quién miente.
(Añadido el 23: Mientras los líderes europeos se dan una horas más para decidir cómo sancionar a Rusia por lo del MH17, la "inteligencia" estadounidense parece que comienza a dar marcha atrás en paralelo con la marcha atrás en las decisiones políticas -anteriores, según la cita, a la "inteligencia" misma-. Por la radio sigo con interés la contraofensiva israelí para "compensar" la simpatía que generan las gentes de Gaza. Datos y más datos que muestran, con mucha más claridad, que primero está la política y después los datos.
Ese mismo día: una brillante frase de Gilad Atzmon en un artículo traducido en el que explica por qué cree que las operaciones de las FDI no benefician al estado de Israel sino todo lo contrario. La cito porque sintetiza dónde está el problema:
Si usted insiste en vivir en la tierra de otra persona, el poder militar es un ingrediente esencial para disuadir a los desposeídos de actuar para reclamar sus derechos. 
Y si, añado, usted insiste en el expansionismo, con mucha más razón).
(Ahora el 24: Aquí se vuelven a dar argumentos sobre la manipulación de los datos ("fixing") para que encajen con la política en el caso ucraniano y los posibles soldados con uniforme ucraniano disparando el misil presentados  como "defectors", desertores, cuando han podido ser soldados regulares)

No hay comentarios:

Publicar un comentario