jueves, 10 de julio de 2014

El conflicto afianza al grupo

Así resumía, en 1999, las ideas de Simmel y Coser referentes al papel del conflicto en la formación y afianzamiento de grupos:
1. Los conflictos con grupos extraños aumentan la cohesión interna. Un grupo que se siente atacado se hace más compacto y solidario.
2. El tipo de conflicto externo define la estructura interna. No todos los conflictos tienen el mismo efecto en la composición y tipos de relaciones entre los miembros de la colectividad.
3. La búsqueda de un enemigo externo fortalece la cohesión. Es algo que saben bien las clases políticas que, si no tienen un enemigo a su disposición, se lo inventan. O exhuman viejas historias, reivindicaciones territoriales, miedos ancestrales...
4. Si la meta es colectiva e impersonal, la lucha es más intensa. Luchar por «occidente» o por el «islam» es más movilizador que luchar por los diamantes de los arretes de la reina, por la coima del primer ministro o por el reparto de las comisiones derivadas de un proceso privatizador.
Las "guerras por la independencia" en América Latina o África o "contra Sykes-Picot" en Oriente Medio son un caso más. La ventaja de "esa independencia" es que el enemigo externo está dentro.
Item más: algunas "luchas" contra el "imperialismo" (meta colectiva e impersonal) funcionan relativamente bien aunque (como en el caso de ayer) oculten una parte importante del problema, a saber, el papel que juegan las élites internas (muchas veces "caballo de Troya" de las élites externas) en la situación. Pero también, y ya que cita a Chomsky, el papel que juegan las empresas multinacionales (de países centrales y también de los periféricos supuestamente bajo el yugo "imperialista"). Pero, claro, reconocer que el "imperialismo" es una abstracción excesiva sería incumplir el punto 4 recién citado. No es para conocer la realidad, sino para trasformarla que se hacen tales abstracciones, amén de que evitan el penoso espectáculo que las élites locales proporcionan.
Se puede discutir si se puede cambiar la realidad desconociéndola o malinterpretándola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario