miércoles, 2 de abril de 2014

Crimea: Così è (se vi pare)

"Así es (si así os parece)", la obra de Pirandello, podría ser el referente para los que, cansados de haber sido engañados por "abrumadoras pruebas" en favor de una opción, descubren que la opción contraria era la que mejor daba cuenta de los datos y que lo de "abrumadora" era más efecto de propaganda intencionada que de "análisis concretos de situaciones concretas". 
Vuelvo al tema, pero esta vez sobre el caso de Ucrania-Crimea y el voto en la Asamblea General de Naciones Unidas al respecto. Sugestivo el modo de tratarlo por parte del Moscow Times.
Primera versión: Rusia, aislada; anexión ilegal como alegal fue el referéndum; voto contrario a Rusia 100 frente 11 a favor.
Segunda versión: Rusia no aislada, anexión correcta; votaron contra Rusia algo más de la mitad de países, siendo otro tanto los que votaron a favor (en contra de la resolución estuvieron Armenia, Belarús, Bolivia, Cuba, Nicaragua, Korea del Norte, Sudán, Siria, Venezuela y Zimbabwe), los que se abstuvieron  fueron 58 y los que no votaron 24. Es decir, 100 a favor de la resolución y 93 "no a favor".
Ahora, que cada cual arrime el ascua a su sardina. Così è (se vi pare). Porque las opciones eran más y no solo la de la declaración de la Asamblea General. Por ejemplo:
1. La guerra. Fue el caso del intento (más o menos teledirigido) de Sadam Husein de recuperar la integridad territorial de Irak anexionándose Kuwait. Había sido un "buen muchacho", como habría dicho de él Donald Rumsfeld en 1983. Razones históricas para llamarlo "recuperación" no le faltaban. En el Gran Juego se lo había quitado. Pero le sobraba petróleo y fue la I Guerra del Golfo, la de papá Bush y no hubo reunificación de territorios. ¿Por qué no ha habido guerra? Porque una cosa es Irak y otra Rusia.
2. Mirar a otra parte. Es el caso de las progresivas ocupaciones de territorios palestinos por parte del judíos "bendecidos" por el gobierno de Israel cuando no es este el que produce la ocupación. Se "recuperan" así los territorios que Dios (YHWH) les concedió en su día, lejano e improbable. En cualquier caso, a-histórico y sin valor legal. Aquí sí ha habido resoluciones de Naciones Unidas contra tal política (21 solo en 2013, más de 200 desde 1947) muchas de las cuales no han tenido ningún efecto. ¿Razón? El peso de AIPAC, el lobby judío en los Estados Unidos y la población judía en dicho país, cinco millones que pueden resultar casi siete si a los anteriores (nacidos judíos de padres judíos o convertidos al judaísmo) se les añaden relativos y parientes con lo que se alcanzaría algo más del 2 por ciento de la población USA. No hay que olvidar que la política exterior de los Estados Unidos tiene raíces locales. Huntington dixit. Y que las presidenciales se resuelven por muy pocos votos (y los judíos no son como otras "minorías" que tienen a no votar).

No hay comentarios:

Publicar un comentario