miércoles, 26 de marzo de 2014

Principal problema que existe en el país

Si se quiere saber cuál es, habría que preguntar a los “expertos” que, muy especializados, dirán que es el que les queda más cerca de su disciplina e incluso eso en contradicción con otros colegas. Otra opción, todavía más problemática, es la de preguntar a la gente. Tal vez en ese caso no sabremos cuál es, pero sí sabremos qué estado de opinión existe.
Porque encuestas tenemos. Y si se pregunta cuál es el problema más importante, las respuestas más frecuentes (de más a menos) serán: El desempleo o, si se prefiere, el empleo, que iría en primer lugar. Después tendríamos la “economía en general”, sin bajar a mucho detalle, pero se entiende que hablan de la “crisis”. La sigue la insatisfacción con el gobierno y los políticos, la corrupción y el abuso de poder. Inmediatamente, cuestiones relacionadas con la sanidad y, a pequeña distancia, el problema del déficit del gobierno central.
Así va España ¿no? Pues no. Es una encuesta de Gallup del mes pasado entre la población estadounidense. Por suerte, tenemos el barómetro del CIS del mismo mes y que da, como principal problema que existe actualmente en España, el paro. Le sigue la corrupción y el fraude, los “problemas de índole económica”, “los/las políticos/as en general, los partidos y la política” y, sí, la sanidad. En ambos países está también la educación, en sexto puesto en España y en octavo en los Estados Unidos. Y la inmigración, aunque también en puestos diferentes, está entre los problemas reconocidos por los encuestados.
Tal vez sean esos los problemas, pero no puedo evitar levantar acta de las curiosas semejanzas entre ambas listas que pueden deberse, de entrada, a cómo se ha hecho la pregunta, pero también a que ambos países (y no solo ellos) reflejan problemas más generales que son los que producen esas similitudes. Y algo de eso tiene que ser si se considera que uno es el país hegemónico por ahora (aunque viniéndose a menos) y otro es uno de los GIPSI, los países de la Eurozona en vías de subdesarrollo, aunque hay más. No todos los países son iguales ya que algunos son más iguales que otros. Alemania sin ir más lejos, o la China. O Rusia.
Estas diferencias entre países justifican las encuestas que tienen como entrevistados a los ciudadanos del respectivo país. Pero con dos salvedades. Una, que las diferencias internas en cada país hacen que lo que se dice sobre el conjunto tenga que ser revisado. Por ejemplo, “los nacionalismos” en la encuesta del CIS obtienen un 1,2 % de las respuestas en España. Pero no hace falta mucha encuesta para saber que ese porcentaje es mucho mayor en Cataluña, aunque no “los nacionalismos” sino “nuestro nacionalismo”. La otra, como digo, que hay problemas que van más allá del país.
Una de las dificultades que hay en la actualidad es que los gobiernos, por definición, actúan y deciden sobre su circunscripción, así que es lógico que se preocupen, más o menos, de qué piensan sus ciudadanos, aunque solo sea retóricamente. Pero si el problema es supra-estatal (nota: por tanto también supra-nacional), tendría que ser abordado por entidades supra-gubernamentales. Las hay, cierto, pero no funcionan a este respecto (tampoco funcionan algunas gubernamentales, pero esa es otra historia). Así que los problemas que se originan por encima de los gobiernos, pueden ser parcheados por los mismos, pero no solucionados fácilmente. Las alegrías gubernamentales sobre lo bien que funcionan los parches ("la recuperación es fuerte", dicen)  tendrían que ser objeto de otro tipo de encuesta.
El primer problema supra-gubernamental es la “crisis”. Es la economía mundial la que está con problemas que “gotean” hacia los Estados generando problemas adicionales si no se parchean. En ese sentido, un nuevo crash  no es descartable. Pero también es mundial el problema energético (que se lo digan a los ucranianos y a cómo les han “goteado” los oleoductos del gas ruso). El tercer problema mundial, que afecta más a los países periféricos, es el alimentario, objeto también de su propia burbuja (como los anteriores, ya que el sistema en el que estamos por lo menos los últimos 500 años funciona mediante burbujas). Hay un cuarto problema todavía más mundial si cabe: el mediambiental, del que hablaré el próximo miércoles.
Las encuestas reflejan una pequeña parte de los problemas mundiales que cito. Algunos, ni se nombran a pesar de que, por otras encuestas, sabemos que en USA el 65 % cree que el cambio climático está acaeciendo. Pero no es su problema.
(Publicado hoy en el diario Información - Alicante - . Los datos, aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario