lunes, 17 de marzo de 2014

Desigualdad y crisis

Anda el otrora menos "progre" Fondo Monetario Internacional ocupado con la cuestión de la desigualdad, tema que, hasta hace poco, era desdeñado por los liberales y confinado a las covachuelas de los "progres trasnochados" como yo. Sus razones ideológicas tendrá. Pero también tiene una razón de tipo empírico: parece que la desigualdad estuvo en el origen de la actual crisis y está entre los mayores obstáculos que impiden o dificultan salir de ella. Dos aspectos quisiera resaltar de un reciente informe del Fondo que puede consultarse aquí (en inglés, eso sí).
El primero viene de este gráfico que se comenta allí:


Como se ve, sitúa a los países de la OCDE (no todos, por cierto) en torno a la recta de mejor ajuste entre la movilidad económica (situación de los hijos respecto a la de los padres) y la desigualdad de renta medida por el coeficiente de Gini (0 es igualdad absoluta y 1 -o 100-  es desigualdad absoluta). 
En un extremo, los países relativamente más desigualdes y con menor movilidad económica. Destaco a los Estados Unidos y su "American dream" fallido, pero se le unen Gran Bretaña, Francia, Italia, Suiza y España. No sé cómo va Suiza en esta crisis, pero los otros están particularmente golpeados. 
En el otro extremo, los nórdicos, menos golpeados por la crisis.
El otro asunto que quisiera resaltar es el papel que se le asigna a la redistribución (lucha contra la desigualdad) en la recuperación económica. No hacen falta muchos modelos econométricos para saber que el crecimiento del pastel puede ser importante, pero mucho más importantes son las reglas mediante las cuales se reparte ya que podría haber un "decrecimiento" con mejores repartos y un crecimiento mucho más desigualitario con lo que la crisis persistiría (esto último no lo dice el FMI: sería pedirle mucho). El Fondo indica el caso de aumento de desigualdad con reducción de la pobreza en muchos países "en vías de desarrollo":
Despite rising inequality, on average, poverty rates have been declining in most developing economies
Pero lo primero que dice en el "resumen ejecutivo" del informe que he citado es claro:
Fiscal policy is the primary tool for governments to affect income distribution
Y ahí tampoco hace falta ser un "experto" como los que, en España, han redactado un informe consultivo para el gobierno sobre una posible reforma fiscal. La distribución de la renta (igualdad o desigualdad) viene afectada sobre todo por la política fiscal en la cual, es igualmente obvio, que los impuestos progresivos (IRPF por ejemplo, aunque su progresividad se puede reducir, por ejemplo reduciendo los tramos y los porcentajes -los tipos- de los más altos) tienen un mayor papel en la igualdad que los regresivos (el IVA por ejemplo). Obvio también, y el informe lo recoge, que hace falta incidir en los servicios sociales (educación, sanidad y esas cosas que en España se recortan). Claro que el Fondo añade que hay que meterle mano al "mercado laboral". Nadie es perfecto.
Ahí se ve cómo los gobiernos andan atrapados: necesitan recaudar más para responder a sus necesidades inmediatas que, de momento, van trampeando hipotecando el futuro de las próximas generaciones (la deuda), pero, por otro lado, necesitarían reducir la desigualdad si quieren salir del empantanamiento. Y no saben hacer las dos cosas al mismo tiempo, así que tiran por lo inmediato: recaudación desigualitaria.
Pero, volviendo al informe del Fondo, a lo largo de él se constata que la desigualdad está aumentando tanto en países "avanzados" como en los "en vías de desarrollo". Es lo primero que dicen en la introducción:
Income inequality has increased in both advanced and developing economies in recent decades.
Mi traducción es que si la crisis es, relativamente, mundial y la desigualdad es un obstáculo para la salida de la misma, esta desigualdad que aumenta gracias, en particular, a políticas fiscales como las que proponen los "expertos" o "sabios" españoles, va a impedir que se supere la tal crisis. Otro "crash", como han dicho personas más respetables que yo, no es impensable, y menos si se entabla una guerra económica entre Rusia y los Estados Unidos (reservas rusas de divisas en dólares, gas, exportación de divisas por parte de oligarcas y otras menudencias). Y si los argumentos del Fondo son correctos, sus efectos serán mayores en los países con mayor desigualdad y menor movilidad social: los indicados en el gráfico y, sí, los otros muchos con índice de Gini todavía mayores.
Y mi sorpresa es dar un vistazo al trabajo del Fondo sobre España y los esfuerzos, desde mitad de 2012, para ayudar a la recuperación promoviendo la estabilidad financiera maltrecha por la burbuja inmobiliaria en círculo vicioso con los problemas de la Eurozona. Esto último es de lo poco que trata este estudio acerca de los elementos no-locales del problema. ¿Dónde está la desigualdad? No se ve directamente, aunque algún "progre trasnochado" como yo pueda pensar que la desigualdad está entre qué se permite a los bancos y a sus directivos y qué no se permite a la gente del común.
Ralph Nader se preguntaba aquí qué deuda había contraído una destructiva Wall Street con los jóvenes estadounidenses. Prafraseándole se podría preguntar qué deben los bancos españoles a los jóvenes españoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario