sábado, 22 de febrero de 2014

Sobre trolls

Los visitantes de este blog, que tampoco son muchos, no suelen dejar muchos comentarios. Algunos, en cambio, prefieren hacerlo por correo electrónico. Total que no he tenido demasiados trolls que, como veo, suelen ser habituales en otros sitios. En general, no le doy al "publicar" cuando el comentario es un simple insulto (como el que me llamó "puto traidor de mierda", que no está mal).
Pero los trolls haberlos haylos. Y han sido objeto de análisis por parte de psicólogos canadienses que han encontrado elementos sádicos, manipuladores y psicopáticos en tal comportamiento. Todo hay que decirlo, se añade: son menos perjudiciales que algunos grandes empresarios y banqueros, que los comerciantes de armamento, que los manipuladores de opinión mundial o que los enardecedores de la violencia callejera que se quedan tranquilamente en casa a verlos morir. O que los que saben que lo del cambio climático va en serio e invierten cantidades de dinero para negarlo y poder tranquilamente conseguir el beneficio a corto plazo. Y el que venga detrás, que arree.

No hay comentarios:

Publicar un comentario