domingo, 2 de febrero de 2014

No-noticias frecuentes sobre Palestina

Según la Oficina de Coordinación de la Acción Humanitaria, de Naciones Unidas, ha habido más de 300 incidentes de violencia por parte de colonos judíos contra habitantes palestinos en 2012. El último, el perpetrado cerca de Ramallah arrancando en torno al millar de olivos y plantones, reduciendo así todavía más las fuentes de supervivencia de sus cultivadores. 
No es la primera vez que leo esa no-noticia. Es noticia para la agencia palestina Ma'an, pero no es noticia en otras fuentes. Tampoco es noticia que en torno al 90 por ciento de tales actos quede en nada: ni se formulan cargos, cosa que servirá para que, por parte israelí, se diga que se trata de no-eventos.
Sí es perceptible el incremento de la posición judía a favor de que Israel sea un Estado-nación para el pueblo judío... solamente. Un estado étnico, uno de los obstáculos en los procesos de paz ya que los palestinos temen las consecuencias de tal proyecto no solo para los palestinos que viven fuera del Israel actual sino también para los palestinos que viven en el actual estado de Israel que pueden tener la ciudadanía, pero no la nacionalidad. Un Israel solo para judíos excluye a los palestinos. 
El problema, adicional, es cuáles serían las fronteras de tal Estado-nación. ¿Del Éufrates al Nilo? 
A todo esto, los judíos fundamentalistas consideran que el actual estado de Israel es una abominación ya que solo será posible cuando venga el Mesías.
(Añadido el día 3: 1.000 olivos cerca de Ramallah son menos noticia que los más y menos de Scarlett Johansson con Oxfam después de haber hecho publicidad de un producto fabricado en territorio palestino ocupado por Israel o, en la otra versión, en territorio recuperado para el Estado de Israel
Y este es el titular de Ha'aretz (el artículo completo es por suscripción):
We don’t need the Palestinians to recognize Israel as a Jewish state, but we do need to hear them say - publicly - that they accept us.
Entiendan que no es tan fácil. En estas circunstancias, ni una ni otra. Y, encima, con las organizaciones políticas palestinas -Fatah y Hamás, pero no solo- divididas y enfrentadas entre sí, dispuestas a acusar al contrario -igualmente palestino- de traidor a la causa palestina -en versión propia, ¿opuesta a la del contrario?-
Para completarlo, este artículo de Johan Galtung con su diagnóstico, pronóstico y terapia para el caso)
(Añadido el 5: ahora son un centenar de olivos cerca de Nablus. Mismos perpetradores, mismos destinatarios)

No hay comentarios:

Publicar un comentario