sábado, 1 de febrero de 2014

Atlas de complejidad económica

Se trata de un atlas interactivo que permite visualizar las exporaciones e importaciones de los distintos países, en fechas hasta 2011 y con más o menos detalle. Si uno se olvida de que sus autores parten del supuesto de que desarrollo es crecimiento económico y que este, en buena lógica ricardiana, se basa en ventajas comparativas, el atlas permite darse cuenta de las enormes diferencias en un campo ya de por sí complejo, y más si se le introdujesen otras variables sobre capital humano y social.
Pero no hay que pedir peras al olmo y sí pensar qué puede suceder con países que, basados en las "ventajas comparativas", exportan sector primario e importan sector secundario a países que exportan sector secundario e importan sector primario, es decir, que se encuentran en lo que se llamó en su día "intercambio desigual" y que fue uno de los factores que llevaron a la caída de la URSS, exportadora de sector primario e importadora de sector secundario que le proporcionaban sus "aliados" del Comecon. Y puede estar sucediendo ahora con países latinoamericanos que exportan petróleo y otras materias primas a la China e importan manufacturas de la misma.
Obviamente, el "intercambio desigual" no fue el único factor que llevó a la desaparición de la URSS (por ejemplo, factores políticos como la lucha interna por le poder o la debilidad de la planificación estatal para navegar en un mundo "globalizado" o económico-militares como la carrera de armamentos con una mala solución del dilema "cañones y mantequilla" del viejo Samuelson). Tampoco es el único factor en la actual turbulencia financiera latinoamericana. Pero, en la lógica de estos autores y traduciendo a mi mundo, "tutto fa brodo" o, si se prefiere, "la complexité de la complexité".

No hay comentarios:

Publicar un comentario