lunes, 13 de enero de 2014

Suicidarse por la patria

A la guerra se va a morir por la patria. Eso dicen los que, seguros en sus bunkers,  envían a los soldados a morir. El caso de los Estados Unidos (fuentes poco sospechosas) es especial porque allí el problema es el del suicidio de los veteranos de guerra que cometen una vez regresados a la patria a la que han defendido en las numerosas circunstancias violentas, sean o no "guerras", a las que se les envía con alegría y de las que se les recibe con indiferencia.
Cierto que, respecto a la población general, los veteranos habían presentado tasas decrecientes de suicidio entre 2009 y 2011 -último año disponible- mientras que en la población general, tal vez efecto de la crisis como ya indicó un artículo de The Lancet en 2011 para Europa, había aumentado. En cambio, el incremento de los jóvenes veteranos ha sido espectacular en estos últimos años. Eso sí, las tasas (no el incremento) siguen siendo superiores entre los veteranos que entre el resto de los estadounidenses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario