miércoles, 15 de enero de 2014

Entretenimiento electoral

Estos son los resultados de una encuesta en el Reino Unido, con el porcentaje de votos que obtiene cada partido (UKIP es el Partido por la Independencia del Reino Unido) y su cambio respecto al mes anterior:
ICM_VOTING
 Los laboristas pierden fuelle y el periódico (The Guardian) lo atribuye a la percepción que tiene el electorado de que la recuperación económica está a la vuelta de la esquina. Es posible. Esa ha sido desde hace tiempo mi idea sobre el futuro triunfo del Partido Popular en las elecciones de dentro de dos años: basta con que la mejora de la economía la adjudiquen a su gobierno y, al gobierno anterior, los males que se arrastran. La perspectiva local tiene eso.
Esta era la situación en diciembre:
State of the parties
Y este el de noviembre:
Tres meses no dan pie a montar una tendencia. Pero es que, encima, el sistema electoral inglés (mayoritario con distritos uninominales) permitiría que, bien situados los candidatos frente a sus contendientes, un partido con 30-35 por ciento de los votos obtuviese la mayoría de los escaños. Así que esto hay que tomarlo como estados de opinión y no como conjetura sobre futuros gobiernos. 
Las reflexiones comparativas son variadas y van desde la constatación del bipartidismo votado y forzado por el sistema electoral (y sus ventajas de estabilidad a costa de la representatividad, Duverger dixit hace lustros) a las oscilaciones que las cambiantes coyunturas producen en dichas opiniones. Queda mucho partido todavía como para anunciar quién se llevará el balón de oro del poder gubernamental, amén de que, en medio, está el referéndum escocés. Pero sí parece que las condiciones económicas influyen (obvio) por encima de los suelos y techos de cada partido. Personalmente, y al margen del balón de oro, me interesa ver qué sucede con UKIP también en las próximas elecciones "europeas", es decir, a la pomposa y falsamente llamada Unión (?) Europea de la que, en casi todos los países, hay partidos contrarios a la misma, situados como estos a la derecha, pero también a la izquierda. La izquierda la veo estable. Lo que hay que ver es si la derecha xenófoba sigue aumentando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario