viernes, 10 de enero de 2014

Desigualdad y democracia

La mayoría de legisladores estadounidenses tienen una fortuna superior al millón de dólares. De los 534 miembros del Congreso, por lo menos 268 se encuentran en tal situación. Más datos al respecto, aquí. Pero sí quiero levantar acta de los problemas que la creciente desigualdad genera para un funcionamiento aceptable de un sistema democrático como aquel. En teoría, la democracia, al proponer "una persona, un voto", reduce las desigualdades de género, edad, clase y "raza", de forma que los grupos inferiorizados pueden hacer oír su voz mediante el voto y sus representantes, sobre todo si son mayoritarios. Ya se ve. Negros, mujeres y pobres están correctamente representados por estos  varones blancos y millonarios que es lógico que actúen en consecuencia.
Así es la vida:

Wealth in Congress

No hay comentarios:

Publicar un comentario