miércoles, 1 de enero de 2014

A 20 años de Chiapas

Hoy hace veinte años que el zapatismo saltó a los medios. Se había ido preparando durante bastante tiempo antes, a lo que parece, pero esperaron al golpe de efecto que supondría (y supuso) su coincidencia con la firma del TLC (NAFTA en inglés), el tratado de libre comercio de Norte América que tan ruinoso ha sido para México.
Si usted quiere hacer una valoración positiva de lo conseguido en estos 20 años por el zapatismo, pinche aquí. Si prefiere que le cuenten lo mal que ha ido, aquí tiene su artículo sobre la esterilidad del proceso.
Hace unos días traje a colación algunas opiniones sobre los movimientos sociales, entre la de los que hablaban de su carácter masturbatorio (sin consecuencias más allá de la propia satisfacción) y la de los que planteaban la necesidad de verlos a más plazo y reconocer efectos colaterales importantes, amén de los casos en que sí se había conseguido el objetivo (más o menos, pero conseguido). Se repite la historia.
Lo que hay que ver, en cada caso, es con qué se "mide" el efecto y qué se "mide" exactamente. "Desde dónde" se "mida" es menos importante, aunque siempre habrá (y, por supuesto, en uno de los bandos que cito), el que lo convierta en el gran argumento: derecha, "progre", vendido, elitista, fanático etc. No es eso, no es eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario