martes, 3 de diciembre de 2013

¿Ironías?

Puede ser. Pero también que se me escape algún detalle. Resulta que Netanyahu, en su visita al Vaticano, le regaló al papa un libro escrito por Ben-Zion Netanyahu, padre del primer ministro israelí, sobre los "Orígenes de la Inquisición", con su traducción al castellano.
El autor, conocido sionista contrario a la división de Palestina entre palestinos y judíos, era conocido por sus trabajos sobre las andanzas de la Inquisición contra los judíos y, en la dedicatoria que el hijo entrega al Papa, se dice: "Para su santidad el papa Francisco, gran pastor de nuestra herencia común". 
No sé si son mis ojos los que encuentran ironías de la historia o fueron meteduras de pata o, como digo, no me he enterado de la misa la mitad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario