sábado, 28 de diciembre de 2013

Antisemita judío o judío antisemita

Mantengo el vocabulario común, aunque es engañoso. Repito: semita no se refiere únicamente a los judíos (religión, pueblo) o israelitas (ciudadanos del estado de Israel, pueblo) ya que los árabes también son semitas. Me refiero a las actitudes xenófobas frente a judíos en general. Y lo hago a propósito de Csanad Szegedi, líder de un partido particularmente anti-judío en Hungría que, del día a la noche, descubre que él es judío. La judeidad le viene, como es preceptivo, por línea materna. Así que llama al rabino (que se asombra de tal llamada) y, en su visita, le ruega la circuncisión y ahora sigue actuando como judío. Lo contó Ha'aretz y se hicieron eco otros respetables medios, aunque parece que no es una novedad.
No parece, pues, una broma propia del Día de los Inocentes ni estamos en el 1º de abril. Algo de manipulación sí puede haber, pero, en cualquier caso, intentar meterse en la mente del sr. Csanad que pasa de líder del partido Jobbik a devoto circuncidado es toda una aventura: por qué era anti-judío y por qué se convierte en judío no deja de ser un misterio, sobre todo en el paso de uno a otro, como un Saulo convertido en Pablo de Tarso. Hay gente pa' to', que diría el Guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario