domingo, 13 de octubre de 2013

Politiquería provinciana

Claro, claro, me refiero a la de los Estados Unidos a propósito del "shutdown" mientras el reloj hace tictac y se acerca la fecha del 17. Se prorrogue o no tal "deadline", la cosa no cambia mucho. 
Allá se discute de vez en cuando sobre el "excepcionalismo" estadounidense (que ellos llaman "americano" -ver también este-), sobre el "aislacionismo" (bien contrario a la doctrina Carter ya expuesta en 1980) y el "destino manifiesto" por encima del derecho internacional (público, por supuesto). A lo más que llegan es a darse cuenta de que el actual "shutdown" está afectando a las vidas de muchos estadounidenses (añado: los más vulnerables y, en todo caso, los más indefensos, incluyendo los veteranos de guerra y, claro, las mujeres). E insisto: podría ser un truco planificado para justificar más recortes austericidas). 
Lo que no discuten con tanto ahínco es el hecho de que se trata del único país que puede "pensar localmente y actuar globalmente" y, peor, que lo que hacen "dentro" tiene consecuencias "fuera". Y dramáticas en algunos casos como podría ser el presente, en caso de suspensión de pagos. Hasta su Banco Mundial lo ha venido a decir. Y su no menos FMI.
Sin embargo, los análisis que uno encuentra allí hablan de escenarios para la política local según se llegue a un acuerdo o no, y, en su caso, según el tipo de acuerdo al que se llegue. Piensan en las elecciones siguientes, claro. Y es un buen artículo en mi opinión. Otros, como Barbra Streisand, se preguntan cómo una minoría (el Tea Party) puede hacer papel mojado lo de "gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo" o hacen ver las incoherencias del Partido Republicano cuando habla de "principios" siendo así que tendría que hablar de intereses. Y los efectos electorales están sobre la mesa.
No sigo. Pero habría que decirles que 1. es la economía, estúpido y 2. que los países que están uncidos al carro estadounidenses (prácticamente todos, incluidos los "emergentes" que o comercian con ellos y son los primeros tenedores de Bonos del Tesoro entre los extranjeros -la China, claro-) la tienen clara si, pensando localmente los "gringos", lo que están haciendo es actuar (sin darse cuenta?) globalmente: los uncidos se verán muy, pero que muy afectados si se produce la debacle anunciada. 
Viceversa: no está mal que se actúe localmente (es el único ámbito inmediato y tal vez posible), pero no estaría de más que se pensase globalmente también. Pensar globalmente y actuar globalmente ya debe de ser la repera.
(Añadido el 17: Aquí vienen, con más detalles, los gastos federales que no se cerraron -por ejemplo, el del sueldo de los parlamentarios o su gimnasio- y los que sí se cerraron -mujeres, niños y minorías, primero-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario