martes, 29 de octubre de 2013

Menguante islamofobia

Si la alianza Israel-Arabia Saudita, bendecida por los neocons estadounidenses, se consolida, pronto olvidaremos buena parte de las soflamas anti-Islam motivadas por razones geopolíticas y no por análisis de sus contenidos, sobre todo teniendo en cuenta que Arabia Saudita no es, precisamente, un dechado de democracia y feminismo y que su versión del Islam es la wahabita. Claro que siempre se podrá pensar que las movidas femeninas en pro de conducir coches son promovidas y financiadas por la maldad intrínseca de Irán no-árabe y chiíta o cualquier otra fantasía sobre el papel de las religiones en las relaciones entre países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario