jueves, 10 de octubre de 2013

El rey está desnudo

Decía la edición de El País de ayer que
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha admitido este martes que el saneamiento de las entidades financieras tras la burbuja inmobiliaria ha salido "muy caro" a España, pero ha asegurado que cualquier otra alternativa habría sido peor.
No me impresiona lo de "caro". Al fin y al cabo 61.000 millones de euros son una bagatela. Lo que me deja pensativo es lo de que "otra alternativa habría sido peor".  George Soros, nada sospechoso a fuer de sospechoso, viene en mi socorro al resumir en qué consiste la crisis de la Eurozona y qué papel ha jugado Alemania en todo ello: 
The problem is that the debtor countries feel all the pain, while the creditors impose the misconceptions and taboos.
La "otra alternativa" habría sido poner en discusión una determinada jerarquía de poder primero económico y, después (o al mismo tiempo), político dentro de la Eurozona. Hubiera sido gritar "el rey está desnudo" y reconocer las cosas como son y no ocultarlas bajo el manto de medias palabras, frases inconclusas y mitologías nacionalistas (estatales y subestatales).
Claro que eso habría puesto nerviosos a los electores (que no ciudadanos), por otra parte ya algo "indignados" sintiendo "all the pain", todo el dolor impuesto por encima de su supuesta soberanía (que ya comenzó a hundirse bajo el gobierno anterior). Lo mismo que en Portugal.
Es como si hubiese un plan para reducir los "excesos democráticos" y que los ya súbditos se entretuviesen con otras cosas, pero no con la democracia que, al fin y al cabo, se basa en información veraz y transparente. Puede que el problema también se dé en los Estados Unidos. En este último caso, no tengo claro si hay quienes se están aprovechando de la situación para llevar adelante su propia agenda (esos "quienes", en España, están en el partido de gobierno) o hay, como dicen, quienes han provocado el "shutdown" para llevar adelante su agenda des-democratizadora.
He tenido que recordar La crisis de la democracia, aquel curioso informe de la Comisión Trilateral  de 1975 preocupado, en el fondo, precisamente por los excesos democráticos. Está bien, venían a decir, que el pueblo sea soberano, pero sin exagerar en eso de la soberanía. Y, aunque en el informe se decía lo contrario, creo que estaban encantados con que la percepción ciudadana sea lo más provinciana posible.
Pues sí, creo que hay que decirlo: el rey está desnudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario