martes, 6 de agosto de 2013

Sobre este blog

Los dos programillas que me dicen cuántas entradas ha tenido el blog, de dónde venían y cuánto tiempo estuvieron zascandileando por el mismo no coinciden entre sí en los datos sobre esas visitas. Además, ninguno de los dos me dice quiénes eran los visitantes (aunque algunos reconozco que los tengo suficientemente fichados), pero sí qué han tecleado para llegar al mismo: unos, los menos, lo buscan directamente; otros, los más, llegan buscando los temas más estrafalarios que imaginarse pueda, razón por la que su estancia en el blog no pasa de segundos en muchos de esos casos.
Lo que no me dan son datos comparados y esa sí que es tarea complicada. Porque otros programillas y páginas que he visto no acaban de enterarse de qué va este blog, así que se lían un poco con las palabras (y más si lo hacen desde el inglés). Una de las fuentes dice que este blog ocupa un lugar inferior al 21600.000 entre los de habla castellana (no entiendo el criterio de jerarquización). Con gran alegría para mis arcas, me dicen que mi blog valdría algo así como 410 €, que no está nada mal para como van las cosas. Otra fuente dice que está por los 151800.000 de los 30 millones que ellos estudian. Este me gusta más, porque le da un valor de 1.174 $. Se me escapa qué diablos significan esos valores, pero tampoco me los voy a tomar en serio ya que otra fuente me deja en 137 $ y ya no me acuerdo qué puesto ocupaba entre los 74 millones de sitios estudiados por otra fuente más. Medio-bajo, en total. No me sorprende lo de bajo. Lo que no esperaba es lo de medio.
Algunos de los datos que encuentro sobre el blog son perfectamente incomprensibles para mí: un rating de 1 sobre 5 no sé qué es, ni tampoco una relevancia de 6.140. De todas maneras, si son como los "me gusta" de Twitter o de Facebook...
Mi impresión es que esos datos son sutilezas que tal vez tengan sentido para otro tipo de blogs (sobre todos los que tienen objetivos comerciales, entre los cuales están los de los políticos), pero no para uno como este cuya motivación está expuesta en un enlace ahí a la derecha de este texto ("Por qué escribo") al que tendría que añadir, como motivos, la higiénica tarea autoimpuesta de intentar aclararme por escrito cada día a partir de lo que leo. En esta sede de google llevo ahora cinco años. Antes estuve algunos más (no recuerdo cuántos, por lo menos desde 2007) en Tercera Información, entradas que se han perdido.
En todo caso, no hacía falta esta excursión para saber que es un blog de importancia más que relativa, es decir, escasa, excepto para ex-estudiantes que se divierten leyendo mis chorradas que les recuerdan su pasada juventud y las chorradas que decía en clase, amigos  que, desde la lejanía geográfica, encuentran así un medio de estar cerca y algunas personas que han encontrado, por casualidad normalmente, el blog y lo han encontrado entretenido. 
El único dato que me ha resultado inesperado (como variable y como dato) es el de que haya habido 1.629 links de 27 blogs y páginas que apuntan a este. Qué significado atribuirle a tal dato es algo que también se me escapa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario