sábado, 8 de junio de 2013

La China nos mira

Dos cosas me dejan pensativo en el reportaje del Financial Times. La primera es la condescendencia con que miran la condescendencia de algunos europeos que todavía no se han enterado de que el mundo ha cambiado. La cita es del People's Daily y de un artículo firmado por "Zhong Sheng" que, según el FT suena como "Voz de China". Y dice: “The change of the times and the shifts of power have failed to change the condescending attitude of some Europeans”. Efectivamente, muchos europeos no se enteran de qué está pasando, cómo está cambiando el poder mundial y de que "no es una época de cambios sino un cambio de época".
La segunda se refiere a qué está en discusión en la posible guerra comercial entre la UE y la China, a saber, el vino de la primera y los paneles solares de la segunda. Planteado así, y sin meternos en el conjunto de el comercio mutuo, estamos ante un caso de "intercambio desigual": los de la Unión exportan productos del sector primario (muy ricos, sí, pero de escaso efecto multiplicador más allá de la industria del vidrio y del corcho) mientras que los chinos exportan productos de tecnologías avanzadas y de claro futuro ante la crisis energética que se anuncia. Si solo se tratase de estos dos productos, tendríamos una repetición de lo que fue el "intercambio desigual" entre el "Tercer Mundo" (materias primas) y el "Primer Mundo" (productos elaborados) y, no se olvide, entre la periferia de la URSS (que exportaba productos industriales a la URSS) y loa URSS misma (que les exportaba materias primas). Como se sabía en ambos casos, el "intercambio desigual" acaba empobreciendo al que exporta materias primas o productos del sector primario, que es precisamente lo que falla en la historia de David Ricardo sobre el vino portugués y el textil inglés como ventajas comparativas.
Insisto: no hablo sobre el conjunto de los intercambios comerciales China-UE. Solo tomo el caso de su guerra comercial como un indicador de que la primera cosa que me ha dejado pensativo (la ignorancia europea) puede ser cierta. 
Para colmo, en una guerra hay que evaluar las respectivas fuerzas. No tengo datos, pero supongo que la China, igual que es el primer tenedor de Bonos del Tesoro estadounidenses, es el primer comprador de deuda europea.
Dicho lo cual, he estado buscando los datos sobre la propiedad de los sectores exportadores chinos. Los tenía, y creo que hasta los cité, pero no los encuentro. Lo que venían a decir es que los sectores exportadores chinos eran, básicamente, de propiedad privada o mixta. Es decir, que igual me he dejado llevar por el espejismo "nacional": ¿Es la China -o la UE- el actor a considerar o son sus empresas de propiedad privada -tal vez extranjera- lo que cuenta realmente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario