lunes, 3 de junio de 2013

Indicadores y causas

Leo en The Lancet lo que su editorial llama "una revolución en psiquiatría". El caso es, dicen, que muchas terapias para asuntos psiquiátricos se han basado en los síntomas y, por eso, han diferenciado unos de otros ya que sus síntomas se diferenciaban. Sin embargo, si se conocen las causas comunes de esos síntomas diferentes, la terapia puede unificarse, amén de las cuestiones administrativas a las que se refiere el editorial.
Creo que esas reflexiones se pueden extender a otras ciencias humanas y sociales. Un excesivo énfasis en los indicadores de unas u otras variables (los síntomas) puede llevar a plantear políticas divergentes cuando las causas son las mismas que para otros problemas sociales con síntomas diferentes. El problema es, a diferencia del caso de The Lancet, que tal vez no haya acceso a las causas y, por tanto, emperrarse en las causas lleve a no enfrentarse a los síntomas. Se puede decir, correctamente, que la causa de muchos problemas muy diversos yace en las reglas del juego capitalista. Pues si hay que esperar a que el "médico" tenga capacidad de cambiar dichas reglas, lo más probable es que los que sufren dichos problemas (pobreza, marginación, desempleo, violencia cotidiana) sigan sufriéndolos indefinidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario