miércoles, 19 de junio de 2013

De Snoopy a "snooping"

Snoopy (el fisgón) era mi personaje favorito en la vieja serie de "Peanuts" o "Charlie Brown". Incluso en película, que me las vi de estudiante, cuando veía todas las películas del mundo. Era un carácter espontáneo, sin prejuicios, alegre, fantasioso y perezoso. Me he tenido que acordar del él al ver este titular del Financial Times para un artículo en el que, por enésima vez, un alto cargo del gobierno Obama dice que ese fisgoneo (snooping) que ha denunciado Snowden desde Hong Kong ha sido muy útil para abortar como 50 conspiraciones para ejecutar actos terroristas. Tenemos todos los motivos del mundo para escucharlo con un cierto escepticismo: 50 son muchos, pero para lectores de tiras cómicas como las de Snoopy puede servir. Ya no hay que escandalizarse sino agradecer la benevolencia de los gobiernos que se saltan las leyes (el imperio de la ley que fundamenta las democracias frente a las dictaduras, donde la ley es el Caudillo) por nuestro bien, para defendernos de hasta 50 posibles actos vandálicos y terroristas de los "malos". Me pregunto si de manera simultánea han hecho algo no solo para impedir que dichos actos se lleven a cabo sino para evitar que tales actitudes se produzcan y puedan llevar a tales actos. Represión, sí (parece). Prevención, no (demasiado complicado y sin "efectos secundarios" sobre la estabilidad del poder).
(Añadido el 23: aquí se levanta acta de la ironía que supone que el gobierno de los Estados Unidos acuse a Snowden precisamente de "espiar", cuando es precisamente lo que dicho gobierno ha estado haciendo con eso de que es imposible cien por ciento de seguridad y cien por ciento de privacidad, como ha dicho el presidente Obama)

No hay comentarios:

Publicar un comentario