miércoles, 26 de junio de 2013

Candidatos: menos da una piedra

Uno puede esperar una Gran Revolución en los Estados Unidos. Incluso, lo que Chomsky, irónicamente, esperaba para su país: que alguien como Lula pudiese llegar a presidente, cosa que, con toda evidencia, es imposible de momento. Uno puede indignarse y marchar a los oscilantes avatares de Occupy Wall Street. O uno puede ser un realista (no del tipo de "seamos realistas, pidamos lo imposible") y desear cándidamente lo menos peor, ya que lo previsible es todo malo. Ralph Nader, conocido frecuente candidato a la presidencia estadounidense,  lo acaba de hacer. Sencillamente, su "carta a los Reyes Magos" (traduzco al folklore español) consiste en desear que el candidato vencedor en 2016 no sea Hillary Clinton (cuyas posiciones ante problemas candentes es demasiado "wishy washy") sino: 
A wealthy, progressive and courageous individual who can buck the traditional scramble for corporate dollars while running on a more visionary platform that puts the concerns of people and the planet above that of private wealth and elite interests.
Veamos 1. Que sea rico. Es cuestión de realismo. Las campañas electorales (y más las uninominales) cuestan muchísimo y o tienes dinero propio o tienes que pedírselo a alguien, con lo que tu agenda queda sometida a la voluntad de los donantes. 
2. Que sea progresista. Bueno, esa es la idea de Nader, progresista también. Quiere a uno de los suyos, es decir, que coincida en los mínimos con lo que Nader desearía.
3. Que sea valiente, que tenga coraje, que no se quede en un "yes, we can" puramente retórico y cometa el habitual desfase entre las promesas electorales hacia el electorado y las prácticas políticas posteriores hacia los donantes.
4. Es decir, que se oponga a los dineros de esa "plutonomía" (business politics) que caracteriza a los Estados Unidos.
5. Y que tenga visión como para anteponer las preocupaciones de la gente y los problemas del Planeta por encima del capital y de los intereses de la élite (ahora es al revés).
Pues no pide na'. 1 y 2, todavía. 3 ya no está tan claro. 4 y 5 impensable. Impensable incluso para países en los que no se trata de "plutonomías", en los que el capital y la élite pesan aunque no tanto y en las que ser rico como Berlusconi no es tan importante (aunque los dineros de las campañas sigan siendo problemáticos). 
¿Qué pueden traerle los Reyes Magos a Nader para 2014?
1. Un acomodado, no exactamente rico o "multimillonario" (billionaire).
2. Conservador.
3. Que mienta en la campaña
4. Que tenga muy en cuenta que está en una "plutonomía" (recuerdo: pluto, dinero; nomos, gobierno. E.d. gobierno del dinero, como "autonomía" es autogobierno, y no como democracia, que es gobierno del pueblo -prescindo de la distinción entre regulación y gobierno)
5. Y que, por tanto, construya un gobierno que no sea "del pueblo, por el pueblo, para el pueblo" (demos), sino para los intereses que cuentan, incluidos los contrarios a la supervivencia de la especie en el Planeta, retórica al margen.
¿Como convencer a los Reyes Magos de que así no vamos a ninguna parte? Claro, claro, los revolucionarios dirán que el problema está en el punto 1. De acuerdo. Pero ¿cómo conseguir lo que irónicamente proponía Chomsky?¿Solo protestando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario