sábado, 11 de mayo de 2013

Fábrica de bebés

Cuando los medios se recrean en los detalles escabrosos sobre las tres secuestradas en Ohio, se publica, casi marginal, la noticia sobre una "fábrica de bebés" en Nigeria. Si lo que se va sabiendo de Ohio horroriza, más lo hace lo que se dice sobre Umuaka, estado de Imo, Nigeria. Si el Castro tenía a su servicio tres jovencitas cuyos embarazos evitaba, excepto en un caso que se sepa, el individuo de Imo tenía a su disposición 17 jovencitas a las que embarazaba sistemáticamente para producir niños que después vendía de diversas edades (supongo que según la demanda, que, para eso, el mercado es muy suyo).
Puedo entender el caso de la Sulanita del rey David (según cuenta el primer libro de los Reyes, I:1 y sigs.) que dormía con él cuando este alcanzó una edad provecta o el de las jovencitas que dormían con un Gandhi desnudo y ya viejo. En ambos casos parece ser que los ancianos no llegaban a tener relación genital con sus acompañantes de cama que le daban calor. Pero Ohio e Imo son espeluznantes. No hay palabras. Pero obsérvense las diferencias entre un caso y otro. Y las semejanzas, claro. Son casos extremos, pero se dan numerosos casos intermedios (como la exportación de bebés marroquíes a través de Melilla o en Nador para responder a la demanda de parejas estériles).

No hay comentarios:

Publicar un comentario