miércoles, 22 de mayo de 2013

El "ladrillo" en imágenes

Los blogs que sigo aparecen a la derecha bajo la etiqueta "Otros blogs". Son todos de amigos, menos el de Garzón, al que no tengo el gusto de conocer, pero cuyo contenido me interesa. El avispado lector habrá visto que he incluido uno nuevo, Nación Rotonda, en el que cada post añade asombro sobre el anterior. Se trata de fotografías aéreas españolas tomadas del mismo lugar, pero con años de diferencia (antes del boom del ladrillo y después del boom del ladrillo). Estando como estoy en Extremadura, el último me ha hecho más gracia ya que se trata de Cáceres. Con una ingeniosa corredera (hay que saber de esas cosas para hacerlo así: yo sería incapaz) se puede ver la situación que había y compararla con la que hay. Hay explicaciones en El Mundo de hoy.
Obvio que una parte de ese crecimiento se puede deber a la demografía y la consiguiente demanda de vivienda aunque la población no ha aumentado a tal ritmo ni siquiera añadiendo inmigrantes y nuevos residentes -sutil distinción por cierto-. También interviene la sociología urbana que expulsa habitantes de los centros y los lanza a las periferias (suburban para los anglófonos). Pero sabiendo el número de viviendas vacías que ha dejado el boom, cabe preguntarse si tal invasión del campo ha tenido sentido. 
Para los que sueñan en un mundo totalmente urbanizado, no vendrá mal que se pregunten de dónde saldrán los alimentos.

1 comentario:

  1. Gracias por la mención José María, viniendo de ti es un honor.

    Además de para comprobar que el crecimiento ha sido exagerado, si afinas el ojo puedes ver pautas interesantes.

    Por ejemplo, que muchas de esas zonas urbanizadas coinciden en sus límites con las viejas lindes, lo que parece indicar que la decisión de hasta dónde urbanizar no se hizo a partir la estimación de las necesidades futuras, sino del nombre del propietario de la tierra.

    Otros se fijan en otras cosas, como este comentario a la noticia:

    _____________________________________________

    De cualquier manera, lo de "nación rotonda" es muy ilustrativo de cómo aquí cada uno ve la película según su punto de vista y sus intereses. Para los ingenieros de caminos, el enemigo es la rotonda... básicamente porque una rotonda se hace sin gastar mucho dinero y sin los costosos proyectos de... los ingenieros de caminos. Ellos, lógicamente, prefieren sustituir una rotonda por varios cruces, pasos elevados, algún túnel... en fin. ¡Qué bien se trabaja cuando se gasta pólvora del rey!
    _____________________________________________

    Que también podría ser.

    Un abrazo antípodo.

    ResponderEliminar