martes, 2 de abril de 2013

Desempleo mundial

En 2012, según el último informe de la OIT,  el desempleo alcanzó a 187 millones de personas. La cifra real debe de ser más alta si por desempleo se entiende estar sin empleo teniendo edad laboral. Pero, en todo caso, aumentó algo más de 4 millones respecto a 2011 hasta alcanzar una tasa de 5,9 según esos cálculos. Dos anotaciones importantes: una, que sigue aumentando, se mida como se mida; y, otra, que una cuarta parte de ese aumento (más de un millón de desempleados nuevos) se encuentra en lo que el informe llama (sin definir) "economías avanzadas" donde, me parece, no está una cuarta parte de la población mundial. Las "economías avanzadas" tal vez tengan PIB altos, pero si se juzgan por el aumento del desempleo en las mismas, habrá que concluir que se trata de "economías ralentizadas".
Lo de la definición tiene un punto más que hace dudosos esos cálculos, comparándolos con otros de la misma OIT: 397 millones de trabajadores (sic) viven bajo el umbral de la pobreza extrema y 472 millones no pueden atender a sus necesidades básicas. 
Total: no se crean más empleos como para responder al aumento de la población y los empleos que existen, dado su salario -decreciente, por cierto, a escala mundial-, no siempre sirven para satisfacer las necesidades básicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario