sábado, 6 de abril de 2013

Crisis y salud

The Lancet publica un estudio (hay que registrarse para leerlo) sobre los efectos de la crisis en países de Europa. Habiendo argumentos para temer lo peor (recortes en sanidad, sobre todo) y argumentos para pensar que puede mejorar (hay más gente que camina y va en bicicleta y disminuye el consumo de alcohol y de tabaco), el estudio encuentra datos esperables (aumentan las enfermedades  infeccionas y el suicidio) y otros sorprendentes (aumenta el VIH).
Lo del suicidio ya se había dicho: la frustración por el desempleo y el recorte en el consumo produce agresividad y esta puede dirigirse en primer lugar contra uno mismo. Lo del VIH necesita de alguna explicación que vaya más allá de que la gente se ha hecho más promiscua en sus relaciones sexuales y gasta menos en preservativos (no por casualidad Bill Gates financia la investigación en nuevos preservativos).
El artículo se pregunta cómo puede ser que, siendo la salud uno de los primeros problemas causados por la crisis, las autoridades (gobiernos de diverso pelaje) se ocupan tan poco en el asunto. Igual es que tienen intereses creados en el sector. Vaya la respuesta de El Roto hace unos días:

No hay comentarios:

Publicar un comentario