jueves, 28 de marzo de 2013

Lo que queda de la globalización

Se daba por supuesto que existía e, igualmente, que era algo beneficioso a lo que los gobiernos tenían que adaptarse. Pero era una ideología y, como tal, su base empírica era más que discutible. Cierto, no había globalización del comercio. Claro que había un comercio internacional, pero su peso sobre el total de transacciones comerciales era mucho menor de lo que se predicaba. Probablemente, no alcanzó el 15 por ciento del total. Quedaba la globalización financiera: ésa sí que existía, pero ahora se comienza  a pensar que no ha sido buena para el conjunto de la población mundial, aunque sí lo haya sido para los que se han beneficiado de ella. Todavía se benefician, pero la duda sobre sus bondades que antes se anunciaban, ahora empieza a crecer. Ha hecho falta una sucesión de crisis de Paul Krugman resume así:
Since 1980, however, the roster has been impressive: Mexico, Brazil, Argentina and Chile in 1982. Sweden and Finland in 1991. Mexico again in 1995. Thailand, Malaysia, Indonesia and Korea in 1998. Argentina again in 2002. And, of course, the more recent run of disasters: Iceland, Ireland, Greece, Portugal, Spain, Italy, Cyprus.
En el artículo que cito, habla de quienes, como él, han venido diciendo que las crisis tenían que ver con la falta de regulación de los mercados financieros internacionales (la globalización financiera que dirían otros) y que se habían tenido que oír que eso era para países "pobres", no para países "ricos". El caso es que, como termina el artículo, podría haber una cierta nostalgia de los viejos tiempos en los que sí que había regulación financiera:
Right now, the bad old days when it wasn’t that easy to move lots of money across borders are looking pretty good.
Esa globalización podría dejar de existir. No es la primera vez, en la historia del capitalismo, que una etapa de ferviente globalización es seguida por otra de presurosa desglobalización. Esta vez incluso desesperada. Tal vez. Pero también es posible que los jugadores en la ruleta mundial "se olviden de Chipre y se dediquen al repunte del riesgo", como se dice en el Financial Times. Total, qué mas da una crisis más o menos cuando el beneficio está esperando en un juego, con algo de inercia, pero con evidente "chute" de la adrenalina que mantiene activa la partida de nuevo a escala mundial y sin restricciones. Se verá. Pero es un dilema muy de fondo, más allá de las primeras páginas de los periódicos o las aperturas de los telediarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario