miércoles, 20 de marzo de 2013

Irak: Incógnitas

Efectivamente, hace veinte años. Pero el artículo que hoy me publica el diario Información y que subiré más tarde, lo escribí, por motivos logísticos, bastante antes, de modo que no pude leer lo que se ha publicado estos días. 
Ya sé que, como decía Bertrand Russell, “lo que los hombres quieren, de hecho, no es el conocimiento: es la certeza”. Eso sí: como soy incapaz de ofrecer soluciones, lo menos que puedo hacer es colaborar en plantear algo menos mal los problemas, lo cual me hace poco interesante para los que buscan certezas: propongo incógnitas para montar el sistema de ecuaciones a los que habría que buscar soluciones (que no solución). Son, ahora, cuatro, y pueden servir como antídoto para cuestiones más actuales.
1. Trío o Cuarteto. Es decir, la cuestión Barroso. Según unos, eran tres (los tres mosqueteros), pero según otros eran cuatro (hay que añadir a D'Artagnan).


Dos cuestiones al respecto. La primera, por qué desaparece Barroso de la primera y más difundida foto. Hay varias hipótesis y no excluyo la más paranoide: que haya sido excluido para que pudiera seguir en el poder, en ese caso, de la Unión Europea. La segunda, universalizable, que no porque haya foto hay que creerse lo que se ve. Primero, porque una de las dos es, por lo menos, incompleta si se aceptan como válidas. Pero, segundo, porque ambas (o la segunda) han podido ser retocadas por el fotoshop. Como ésta, que difícilmente puede ser auténtica:

JPEG - 34.1 KB

Moraleja: según la vieja receta de la Ilustración, conviene no fiarse de los sentidos sino someterlos a un mínimo de criba mediante la razón. Tal vez no lleguemos a certezas, pero, por lo menos, habremos reducido la probabilidad de error garrafal. 
Personalmente, prefiero hablar de cuarteto.
2. Protagonista o comparsa. Es decir, la cuestión Aznar. Hay dos grupos extremos. Por un lado, los que recuerdan (sin ir más lejos, el domingo pasado -aquí, por ejemplo, pero hay que estar suscrito-) que Aznar, con ese gesto, puso a España en la cúspide del poder mundial, en el centro, en lo más alto logrado desde años. Por otro lado, están los que piensan que si Barroso fue solo el anfitrión, Aznar fue el miembro más cercano del Consejo de Seguridad de entonces. Nada más. Otra cosa, para estos últimos, entre los cuales me cuento, es el Ego de Aznar, "mi amigo Tony Blair", "hemos discutido mucho" con acento tejano, y aquellos pies encima de la mesa. El caso es que el obispo Tutu en ningún momento ha dicho que había que llevar a Aznar ante el Tribunal de la Haya, pero sí a Bush y a Blair.
3. Engaño o mentira. Aunque también ahí tengo mi opinión, no está claro si hubo detrás una equivocación de la omnipresente, omnipotente y omnisciente CIA, un engaño de un confidente, una exageración para motivar a la ciudadanía o una simple, lisa y llana mentira. Documento recientemente desclasificados muestran la mezcla de todo ello. Repito lo que digo en mis 750 palabras para Información: no sé cuál de las hipótesis es peor: que les engañasen o que intentasen engañar. Lo que sí está claro es que hay "verdades" que matan: desde su inicio, hasta febrero de 2013, como 160.000 muertos entre soldados, "contractors" y civiles y más de un millón de desplazados, aunque es difícil saberlo exactamente.


4. Pero la gran incógnita es la de saber si valió la pena para el contribuyente (en la fuente que acabo de citar se calcula que, entre Afganistán, Irak y Pakistán, se trata de 4 billones de dólares), para la paz y la seguridad mundiales, para los iraquíes en general o para el bolsillo de determinadas empresas y no solo petroleras. Y los daños causados van mucho más allá. Cuando se incluyen otras operaciones y se ven en el contexto del sistema mundial, siempre queda la duda de si lo que causa una enfermedad puede considerarse parte de su remedio. Si fuera homeopatía, podría aceptarse. Pero la impresión es que el remedio es peor que la enfermedad causada por dicho remedio intervencionista.
Aquí se ha comparado esta barbaridad con la producida en My Lai cuyo aniversario casi coincide -16 de marzo de 1968-. Piénsese ahora, como hago en el próximo post, en Pakistán, Irán, Corea del Norte y así sucesivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario