jueves, 14 de febrero de 2013

Austeridad, gastos, privatizaciones

Encuentro en este artículo algunos recordatorios que me interesan.
1. El primero viene ya en el título y recuerda que las alegrías de los gobiernos cuando son capaces de colocar deuda (sea al plazo que sea) ocultan un hecho importante: que habrá que pagarlas. Endeudarse para pagar deudas es suicida. Por lo menos, irresponsable. Si se hace porque no hay alternativa, "Houston, tenemos un problema". Porque, efectivamente, habrá que pagarlas y la alternativa será todavía más problemática.
2. Las políticas de austeridad con el déficit y las deudas (gastar menos) tienen alternativas menos dolorosas para la ciudadanía: gastar menos en otras cosas y, sobre todo, ingresar más, aunque Depardieu se haga ruso. A estas alturas ya se sabe que no son políticas de crecimiento sino de decrecimiento, aunque los políticos digan que con ellas se sientan las bases de un crecimiento en el futuro inmediato (cosa que, por otro lado, es posible, pero no debido a dichas políticas sino a pesar de dichas políticas).
3. Que las sociedades tengan que afrontar el hecho de que sus miembros enferman y envejecen, es una obviedad. Lo que ya no es una obviedad es que la mejor forma de afrontarlo sea el sistema privado.
4. La sanidad privada tiene un pequeño problema: es más cara. Si se dice que hay que privatizar para recortar gastos o se está equivocado o se está diciendo una falsedad con aviesas intenciones (favorecer intereses privados) o, sencillamente, se trata de vender algo para cubrir deudas y déficits... que se tendrán que pagar en el futuro (el caso de algunos hospitales "privatizados" en la Comunidad Valenciana es paradigmático).
5. Las pensiones privadas son más inseguras que las públicas. No solo, como en el caso chileno, por fracaso interno sino, como está sucediendo, por bancarrota de la entidad financiera que las ha "gestionado" (es un decir). Tengo algún colega estadounidense que lo sufrió en sus propias carnes.
Si no se ha entrado a leer el artículo que cito al principio, informo ahora de que no se trata de un artículo sobre el Reino de España, sino sobre la república de los Estados Unidos de América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario