domingo, 9 de diciembre de 2012

Intransigencia negociadora de Hamás

No se trata de la intransigencia palestina, sino de la de una parte de los palestinos, en este caso, la expresada por Meshal, su líder hasta ahora en la distancia, ahora en Gaza. De alguna forma, refleja la intransigencia del gobierno de Israel (es decir, de una parte de los israelíes ya que, por ejemplo, grupos pequeños pero significativos de israelíes apoyaron la aceptación de "Palestina", supongo que la de Fatah, no la de Hamás, como estado observador en la ONU mientras el gobierno israelí "castigaba" a Cisjordania y a Jerusalén con nuevos asentamientos ilegítimos). Pero tenemos tres titulares que expresan tipos diferentes de intransigencia por parte de Meshal.
1. "No haremos concesiones a Israel", puede ser un planteamiento previo a la negociación en la que se entra con pretensiones de fuerza para conseguir lo más posible. Tampoco las otras partes (porque no solo está el gobierno de Israel, sino que también está el de Cisjordania) son muy transigentes. Si acaso,  Fatah.
2. No reconocer nunca la "legitimidad" de Israel  es algo distinto. Visto cómo funcionan las relaciones internacionales "realistas", es casi indiferente que se dé tal "legitimidad" y, mucho menos, que se reconozca por otras partes. Tampoco tiene legitimidad la invasión de Irak y ahí están las cosas.
3. Prometer nunca reconocer a Israel supone un paso más, a lo que, seguro, el gobierno israelí responde no reconociendo a Hamás, ni a Gaza, ni a Palestina.
4. "Hoy Gaza, mañana Ramala, y después Jerusalén" expresa lo dicho sobre el carácter no-dicotómico del conflicto y, en este caso, hace crecer el pesimismo sobre una resolución del conflicto que lleve a la paz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario