jueves, 1 de noviembre de 2012

Participación electoral

Un estudio de Gallup, antes del huracán Sandy, sobre la posible participación electoral en los Estados Unidos la semana que viene:
Gallup Turnout Indicators and Voter Turnout, Recent Presidential Elections
Obsérvese que la participación, sobre el total de la población en edad de votar, no hay llegado nunca, desde que se tienen estos datos, al 60 por ciento. Añádase que para votar hay que haberse registrado y se tendrá una idea de cómo funciona el sistema.
Llegada la supertormenta Sandy, Gallup no se atreve a pronosticar qué efectos tendrá sobre las votaciones del día 6 en una campaña que ha despertado menos interés que algunas de las anteriores, en particular las dos previas. Ni qué efecto tendrá sobre la participación ni, mucho más importante para los medios (y en la práctica, aunque no en el análisis), quién podría ganar. Porque la participación es clasista, racista y sexista  (menor en clase baja, negros y mujeres) y tiene efectos sobre los resultados. De hecho, el intento, por parte de ambos candidatos, de seducir al electorado "latino" tenía un motivo evidente: este año los "latinos" están particularmente movilizados para votar. Y por Obama.
Otra encuesta de Gallup da estos resultados comparando las opiniones del conjunto de ciudadanos en edad de votar y las de los ciudadanos registrados para votar:
Gallup "Scalometer" Favorable Trends for Barack Obama

No hay comentarios:

Publicar un comentario