viernes, 2 de noviembre de 2012

No hubo"October surprise"

Era una posibilidad: que no hubiese este año una "sorpresa de octubre" para orientar el voto hacia el presidente que busca la reelección. Pero había otras posibilidades. Por ejemplo, Israel contra Irán. Los presuntos implicados tienen más información que yo, faltaría más, pero me puedo permitir especular.
¿Por qué el gobierno de Israel no ha atacado a Irán? Ha'aretz también especula al respecto. Y su primera razón es la historia: han aprendido que repetir lo de Suez puede ser desastroso para las relaciones entre Israel y los Estados Unidos, es decir, entre sus gobiernos. En realidad, parece que, al estar los resultados tan empatados, los gobernantes israelíes no se acaban de decidir entre un ataque que sería bien visto por Romney, amigo personal de Netanyahu, y no sería bien visto por Obama. La opción "atacar-no atacar" se cruza con el empate "Romney-Obama". 
Sí parece claro que el asunto Irán es un asunto israelí y no estadounidense, a pesar del lobby judío en Washington y su potente AIPAC. Y también parece que, en términos electorales internos, un ataque a Irán no daría los resultados deseables para el binomio Netanyahu-Lieberman que parecen dar por supuesto que ganan, pero que no parece que vayan a obtener más escaños ni parece que puedan arriesgar primar al "halcón" Lieberman sobre el "menos halcón" (que ya es decir) Netanyahu.
Tal vez la "sorpresa de Octubre" haya sido Sandy. Pero no planificada y sin que sus efectos electorales sean perceptibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario