domingo, 4 de noviembre de 2012

Los que rompen España

Déjese de banderas, himnos, historia, lenguas, arte y demás elementos del nacionalismo. Tanto da un trozo de trapo que otro, los himnos suelen ser bastante ridículos, la historia está manipulada "ad usum delphini", las lenguas también (ningún nacionalista sabe qué hacer con las "lenguas de transición") y, si es arte, es universal. Las "madres patrias" (bonita familia) de cada cual son resultado de decisiones que nada tienen que que con uno mismo: uno no nace sino que lo nacen y sin pedirle opinión sobre el hecho y sobre el lugar al que quedará vinculado por el "ius soli" que se añade al "ius sanguinis".
Pero existen. Son defendidas con uñas y dientes ya que, como diría el himno colombiano, "morir por la patria no es morir: es vivir". Dividen el mundo en un "nosotros" y "los otros". Generan una fuerte identificación mediante banderas, himnos, historia, lengua y arte "propios" que los distinguen de las banderas, himnos, historia, lengua y arte de "los otros". Y si no estás conmigo, estás, so traidor, contra mí.
Y a veces hay patrias que desaparecen porque son invadidas por otras. Y patrias que quieren salirse de la patria en la que estaban antes. Y ahí se monta el lío con la "sagrada unidad de España", el "papel constitucional del ejército como garante de la unidad de España" mientras los separatistas quieren tener su propio estado por las malas (como intentó inútilmente ETA en el País Vasco) o por las menos malas (como dice intentar el actuar presidente de Cataluña, creo que de forma igualmente inútil ya que, para "salirse" necesita hacerlo con la benevolencia del gobierno de Madrid, cosa que ni uno ni otro están dispuestos a practicar por motivos que parecen más electorales a corto plazo que políticos a medio). 
La verdad es que todo eso me preocupa poco. Más me preocupa los que sí pueden romper la unidad de España: primero, los "no residentes"  (extranjeros, vamos) que son tenedores de deuda española y cuyo porcentaje está aumentando (35 por ciento hasta un total de algo más de 200.000 millones de euros) y ya se sabe que el que controla el futuro controla el presente. Pero, sobre todo, los españoles-españolistas-patriotas que han sacado del país mucho más de 300.000 millones de euros en los últimos 14 meses (250.000 en lo que va de año). Estoy convencido de que las estimaciones de Banco de España han de ser leídas al alza: conocen mucho menos de la realidad económica que aquello de lo que alardean. Probablemente, la fuga de capitales de patriotas españolistas ha llegado a una cifra todavía mayor. Y ahí sí que hay un ataque frontal a España. La maltratan, la rompen, la desprecian, la ningunean etc. etc. etc. 
No importándome mucho la unidad de España, mi pregunta es: ¿por qué tanta alharaca con los separatistas políticos y la pasada como gato sobre brasas con los separatistas económicos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario