martes, 30 de octubre de 2012

Facilidad para hacer negocios

Este "mapa", recién publicado por el Banco Mundial, me ha dejado perplejo:


Los países están ordenados, a grandes rasgos, según la solidez de sus instituciones legales y según la complejidad de sus regulaciones. Casi parece dar la razón a los "institucionalistas" que dan un fuerte papel a las instituciones económicas en el asunto del crecimiento económico. Visto país por país, la cosa es un poco más complicada

Como se ve muy mal (la captura no ha tenido mucho éxito), el interesado puede ir al original. Sorry. 
Por principios, dudo de estas clasificaciones que acaban diciendo que "para ir la cielo hay que ser buenos" y que "ser buenos es hacer lo que hacen los que mandan". Me pasa también con el índice de competitividad que publica el Foro Económico Mundial (Davos).
Además, los criterios que se utilizan para agregar las variables que componen el índice, no siempre son "perfectos". No pueden serlo. Además (ver la figura 1.2, que me resisto a reproducir visto el éxito con la anterior) la dispersión dentro de cada una puede ser tan grande que no se acabe sabiendo a qué se debe el valor alcanzado.
Item más, en realidad lo que pretende comparar son las facilidades regulatorias para las pequeñas y medianas empresas locales. Nada que ver con las facilidades para las grandes empresas extranjeras, de lo cual ya se encarga Transparencia Internacional cuando estudia la corrupción... y encuentra (seguro) un mapa parecido al primero.
En general, y en la línea de esto último, no me impresionan (aunque los uso) estos "rankings" que convierten el problema en una especie de olimpiada con su "number one, two, three etc" sin considerar para nada las relaciones entre países: quién manda, quién impone reglas, quién controla precios internacionales y cosas por el estilo.
Lejos de mí la funesta manía de echarle toda la culpa al imperialismo. La tiene, pero no es la única y tiene que ser compensada por una consideración de las condiciones internas (institucionalistas si se quiere). Al revés: estos ejercicios de olimpiadas para las condiciones internas vienen mejor entendidas si se introduce la consideración sobre las relaciones entre los países (y con empresas que van más allá de los países, multinacionales o transnacionales).
(Añadido el 5 de noviembre: Algunos sarcasmos fundados publicados en The Guardian al respecto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario