jueves, 25 de octubre de 2012

Días de penitencia

Creía que los días de arrepentimiento y penitencia eran particulares de las religiones del Libro (Kitab), es decir, de la familia judío-cristiano-musulmán. El Yom Kipur, la Cuaresma y el Ramadán tienen en común la idea de penitencia, expiación y purificación. Incluyen normas sobre el comer y el beber y, en algún caso -no en el cristiano-, sobre las relaciones sexuales. Las tres parten de la idea de que hay una culpa originaria que hay que purgar y cada cual adapta la penitencia a sus peculiaridades (añado que, en algunos monasterios cristianos medievales, los monjes, que no podían comer carne en Cuaresma, echaban vacas al estanque para, una vez "pescadas", poderlas comer ya que dejaban de ser carne y pasaban a ser "pescado").


Estas fotos están tomadas del People's Daily Online y se refiere al festival de los Nueve Emperadores Divinos, nueve días en los que, los taoistas tailandeses, se convierten en vegetarianos, se abstienen de determinados entretenimientos, se infligen daños como los que se ven en la foto y, en esa particular forma sincretista muy frecuente en Oriente, se acercan a los templos budistas para pedir por la paz, la felicidad y la suerte de la familia. En dichos templos de la isla de Phuket se produjo el descenso de los dioses que vinieron a la Tierra para sufrir por la gente y traerles felicidad y buena suerte (ni el taoísmo ni el budismo tienen dioses, dicho sea de paso. Buda decía que discutir si existen o no, no ayuda para nada para llegar al Nirvana). Eso sí, no hay sentido de la culpa original.
He tenido que recordar la perahera de Kandy (Sri Lanka) en la que, en la luna de agosto, se saca en procesión un diente de Buda, aunque, eso sí, acompañado de elementos hinduístas. O el templo budista-shintoísta-taoísta que visité con algunas estudiantes en Nagoya, Japón, después de haberme purificado y oyendo después que "los japoneses no somos un pueblo muy religioso". Algo tendrían que aprender los de la religión del Kitab. Por lo menos, podrían reconocer que pertenecen a la misma familia: Issa y su madre (Jesús de Nazaret) aparecen en el Corán, los cristianos tienen como su "antiguo testamento" a lo que los judíos tienen como Torah y todos tienen a Abraham como fundador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario