miércoles, 3 de octubre de 2012

Debates electorales

Dos actores, cada cual cumpliendo escrupulosamente con un papel que vienen ensayando desde hace tiempo, harán como si se tratase de un "reality show" y debatirán sobre cualquier asunto menos aquellos que realmente cuentan y que tienen que ver con la posibilidad de salvar la sanidad pública, elevar los impuestos, reducir un enorme sistema militar no muy útil para defender realmente al país y conseguir el milagro de una recuperación económica mediante la reducción del déficit. Lo desmenuza Mattea Kramer en este Tomgram.
Como todo espectáculo cuidadosamente preparado y "marketinizado", tendrá un notable eco y hasta hay gente que espera ese día para asistir y ver jugar a su equipo en una ficticia cancha de fútbol. Es claro que vuelvo a hablar de los Estados Unidos, pero podría haber hablado de la campaña electoral española del pasado noviembre. Me invitaron del periódico a asistir junto a gente conocida al debate entre los candidatos de los dos partidos mayoritarios, comentarlo después y que el periódico trasformase nuestra tertulia en un reportaje de un par de páginas. Me negué y la razón que di es la que ahora encuentro para los Estados Unidos: no me interesan esos espectáculos que, encima, son de peor calidad que los estadounidenses, que saben más de medios de comunicación "fabricando el consenso" aunque aparentemente se trate de un debate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario