lunes, 15 de octubre de 2012

Comercio o sanciones

Como es sabido, el antiimperialismo del gobierno venezolano no excluye ser el cuarto proveedor de petróleo para el "imperio", ése que "huele a azufre". Nada original.
Los Estados Unidos es uno de los promotores, junto a la laureada Nobel de la Paz Unión Europea, de sanciones, boicot y embargo contra Irán, lo cual no excluye que las exportaciones de cereales estadounidenses a Irán haya aumentado un 32 por ciento en lo que va de 2012 con respecto al mismo periodo de 2011.  Efectivamente, business is business.
Creo recordar que cuando en 1980 el entonces presidente Carter declaró un embargo de cereales a Rusia por su invasión a Afganistán (o, por plantear la versión contraria, cuando el Ejército Rojo corrió en ayuda fraternal del gobierno comunista de Kabul acosado por los talibán, que eran amantes de la democracia, la tolerancia religiosa y el feminismo como decían los estadounidenses entonces) los agricultores (los terratenientes, las grandes empresas de la agroindustria) se le pusieron levantiscos y achacaron al embargo su mala coyuntura económica. Cuando llegó Reagan a la presidencia dejó de hablar del asunto como si tuviera que ver con los "rojos" y se refirió a ellos como "our clients". El embargo que, por ciento, no había funcionado para nada excepto para la retórica de los agricultores, fue levantado. Business is business.

No hay comentarios:

Publicar un comentario