jueves, 4 de octubre de 2012

Ascuas nacionalistas

He recibido, por varios conductos, el mapa que adjunto:


Forma parte de un powerpoint tomando ese trozo de un mapa que, dice, es de 1225. La finalidad del mapa y su powerpoint, como puede verse por la pregunta de arriba a la izquierda y en su respuesta, en texto invertido, abajo y en rojo, es demostrar que Cataluña no existía entonces y que, por tanto, las pretensiones nacionalistas de ser una nación de orígenes que se pierden en la noche de los tiempos son pretensiones sin fundamento.
La respuesta nacionalista sería que las naciones son proyectos en los que se embarcan pueblos con historia y rasgos distintivos. La nación se construye. Es un plebiscito cotidiano. Sea. Pero la historia, en este caso, tiene sus fallos. Las cuatro barras son las de Aragón y ningún territorio coincide exactamente con las pretensiones de los que, dentro del artificial territorio de la Comunidad Autónoma, creen que Cataluña es una nación, a saber, las de pasar de nación sin estado a estado-nación. Sea. Y que solucionen el asunto del Valle de Arán como quieran.
Pero los españolistas que hacen circular el mapa no se dan cuenta de un pequeño detalle: España tampoco existía. España y las Españas habría sido un término posterior (Hispania es anterior, evidentemente, y no habría sido un término "nacional" sino geográfico). En todo caso, si el mapa demuestra que las pretensiones de Cataluña carecen de fundamento, también tendría que demostrar que las pretensiones de España (las Españas) carecen de fundamento.
Como se ve, lo que importa no son los datos sino el pre-juicio, la opción previa a los datos, que hace que se arrime el ascua del mapa a la respectiva sardina ideológica. Respetable por cierto, pero no por ello menos ideológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario