jueves, 27 de septiembre de 2012

Más sobre la campaña USA

Ya me referí a la opinión de Jimmy Carter sobre "el peor proceso electoral del mundo". Añado dos notas al asunto.
En primer lugar, el peso que en estas elecciones va a tener el dinero. Ya lo dice Carter. Pero hay cálculos bastante precisos del dinero que gestionan las respectivas campañas y sus orígenes, pero, sobre todo, el dinero que gastan los "super PAC", los diversos comités de acción política que ponen anuncios y pagan spots y hasta salarios. De hecho, dicen, el total de estos fondos ya supone más que el coste de toda la campaña de 2010.
Pelillos a la mar. Pero es que lo más grave, en mi opinión y según medios estadounidenses, es el proceso de evitar que voten los que pueden votar por el contrario. Es un truco que practican los gobiernos de los estados: "disenfranchisment" de los posibles votantes del contrario. Así, si se cree que los hispanos van a votar por Obama, lo que hacen esos gobiernos es evitar que voten. De hecho, según Reuters, las leyes electorales en 23 de los 50 estados podrían evitar que votasen 10 millones de hispanos. 
Se armó la marimorena con la compra de votos en las últimas elecciones mexicanas. De estos asuntos estadounidenses, no hay tanta información en los medios españoles donde también hay dinero externo en las campañas y donde también puede ser que se compren votos (voto cautivo, caciquismo (sic) o clientelismo). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario