martes, 4 de septiembre de 2012

Criminales de guerra

Si hay que hacerle caso a Desmond Tutu cuando dice que habría que llevar ante el Tribunal de La Haya a Bush y a Blair por su participación en la invasión de Irak, habría que añadir también a los otros dos de las Azores, a saber, Aznar y Barroso, este último el único en activo y el que se fue más de rositas. 
Me parece un enternecedor "wishful thinking". Antes se mete en la cárcel sin juicio previo a un mindundi por haber robado 15 euros que a esta gente. No me extraña que la confianza en la justicia no sea esplendorosa en este mundo.
Pero el tema de Tutu no es la justicia sino la moralidad:
Leadership and morality are indivisible. Good leaders are the custodians of morality. The question is not whether Saddam Hussein was good or bad or how many of his people he massacred. The point is that Mr Bush and Mr Blair should not have allowed themselves to stoop to his immoral level.
Como está sucediendo en las Españas con la excarcelación de un etarra: mala cosa es que los caníbales se coman a los misioneros, pero sería peor que los misioneros se comieran a los caníbales, que decía Bernard Shaw, creo. La idea es que si alguien es malo (como Sadam Husein, si es que lo era), no es razón para que los "misioneros" de las Azores digan mentiras, engañen y se pongan al nivel de los malos. El que asesinó, hizo mal; pero el que debe defender la ley se pondría a su nivel si se la saltase a la torera solo porque dice que el otro tiene armas de destrucción masiva o porque, efectivamente, asesinó y secuestró.
The immorality of the United States and Great Britain's decision to invade Iraq in 2003, premised on the lie that Iraq possessed weapons of mass destruction, has destabilised and polarised the world to a greater extent than any other conflict in history.
 Encima, ha sido peor el remedio que la enfermedad, así que, si no van (los cuatro) a La Haya, por lo menos que vayan al purgatorio, como buenos cristianos que son tres de ellos que yo sepa (Barroso no lo sé).

No hay comentarios:

Publicar un comentario