jueves, 16 de agosto de 2012

Assange: me equivoqué

Creí que el gobierno del Ecuador no concedería asilo a Assange y que la cosa se eternizaría en la embajada del Ecuador en Londres. El canciller Patiño dice que se le concede, según el Washington Post. Falta saber si el gobierno británico le concederá el salvoconducto para pasar de la embajada al avión que le llevará a Quito. Pero el paso dado por Correa me hace reconocer uno más de mis errores de prospectiva. De momento, añade El Comercio, el gobierno británico ya ha anunciado que no concederá el salvoconducto, con lo que tutti contenti: el gobierno del Ecuador queda como progre que es, el gobierno de Londres queda bien con el de los Estados Unidos (el problema no es la extradición a Suecia sino la re-extradición a los Estados Unidos aunque todavía no ha sido acusado allí) y Assange... bueno, sin novedad práctica porque el Foreign Office sigue diciendo que lo va a extraditar después de detenerle por no haber cumplido su arresto domiciliario. No es impensable un acuerdo diplomático entre los dos gobiernos (y los de Suecia y los Estados Unidos). Me lo hace pensar que, siempre según El Comercio, "Los exteriores de la embajada de Reino Unido en Quito amanecieron con resguardo policial". Antes, obviamente, de que el canciller diera la noticia y se publicara la declaración oficial. Total, que me equivoqué si se tiene en cuenta el dato de hoy. Pero podría ser que, con lo que suceda en un próximo futuro, no me haya equivocado tanto. No es sostenella y no enmendalla: es que me conozco el percal.
Pero, sí, "lo siento; me equivoqué", pero doy por supuesto que "volverá a pasar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario