lunes, 30 de julio de 2012

Preocupaciones políticas

Las mías al ver esta tabla de Gallup sobre las prioridades que debería tener el próximo presidente de los Estados Unidos:

Next, how important a priority should each of the following issues be for the next president -- extremely important, very important, somewhat important, or not that important. How about -- [RANDOM ORDER]? July 2012 results
Crear empleos desde el gobierno es una buena prioridad para los que predicaron "menos Estado, más mercado". Y también reducir (que no suprimir, que es imposible) la corrupción del gobierno central (ya puestos, podrían haber preguntado por los restantes gobiernos del país, pero ésa es otra historia). Cuando el río suena, agua lleva, y aunque tachen de corruptos a los demás países, el caso es que en su casa, a calderadas. Reducir el déficit federal supongo que no será reduciendo los fondos dedicados a crear empleos. 
Dejémoslo ahí y vayamos al otro extremo. la última de las prioridades es la de aumentar los impuestos de los estadounidenses ricos. No les preocupa, a lo que parece. Tal vez porque se han creído la retórica de que bajando esos impuestos (como hizo Bush II y mantuvo Obama) aumentan los empleos. Ingenuos. 
Pero lo que más me preocupa es que el país más contaminador, con más huella ecológica y mayor productor de gases de efecto invernadero (la China le alcanza en cifras absolutas, pero no "per cápita") tenga tan baja la prioridad de tratar las preocupaciones medioambientales tales como el cambio climático. Será que no creen que sea un riesgo o que no saben qué es lo que están haciendo como país o piensen que lo que importa es lo que les suceda a ellos, no al Planeta. En cualquier caso, es preocupante.
Como es preocupante el tercer puesto por la cola que tiene el hacer la educación superior accesible, física y económicamente, para todos. Por lo visto, cuanto menos universitario haya, mejor. Y menos todavía si son de clase baja. Preocupante, digo.

2 comentarios:

  1. Tuve cáncer con 22 años y me enviaron a Barcelona a tratarme, había trabajado 3 años en una fábrica dado de alto y dos sin dar. Me curaron. Estudié con beca en la Universidad. Encontré un empleo.
    Ahora peligra mi empleo, el sistema de salud peligra y tengo dos hijas que no sé si podrán estudiar en la Universidad.
    A mí me preocupa, aunque no sé a qué clase social pertenezco, si todavía existe ese concepto intelectualmente.

    ResponderEliminar
  2. Hay un mecanismo de defensa clásico desde Freud y es la intelectualización. Es un mal remedio para "la que (te) está cayendo", pero sí digo que lo de las clases está un poco chungo: están los que mantienen la definición marxista (posición ante los medios de producción), están los que hacen complicados índices a partir de variables como renta, educación, residencia etc., están los que simplifican como los de Occupy Wall Street y dicen que hay dos: el 1 por ciento y el 99 por ciento, y están los orwellianos que siguen diciendo "los de arriba", "los de en medio" y "los de abajo". ¿Que dónde estamos tú y yo? No lo sé. ¿Como estamos? Jodidos y no hace falta que, desde otra clase, nos digan "que se jodan".

    ResponderEliminar