martes, 24 de julio de 2012

Hay más desigualdad

Escuché ayer una excelente conferencia sobre la desigualdad, primero mundial y, después, latinoamericana (la región del mundo más desigual en términos de renta). El autor se cuidaba muy mucho de dar sus datos como definitivos ya que los disponibles lo son a partir de encuestas de hogares o de presupuestos familiares y cosas así, es decir, que los datos que tenemos sobre desigualdad de rentas la estiman a la baja ya que no tienen acceso a las rentas de los hiper-ricos que se suponen (como hace Forbes), pero no se constatan.
Me encuentro ahora información sobre una cifra más que no puede aparecer, por definición, en datos como los de Branko Milanovic (la cita obligada al tratar estos temas, y aquí sus diapositivas): el dinero opaco que se encuentra en paraísos fiscales en el mundo: 21 billones de dólares (el PIB estadounidense está por los 15 billones, para hacerse una idea, o, como hace Le Monde, diez veces el PIB de Francia).
Lo interesante, para mí, es ver de dónde salen esos dineros y el mapa de los 20 primeros países que lo practican resulta de lo más instructivo:


Así, a ojo de buen cubero, se trata de los BRIC (menos la India) y los petroleros (Kuwait, Costa de Marfil y Nigeria se llevan la palma, pero no se pierdan a Argentina y Venezuela).
Por supuesto que se trata de estimaciones. El dato pertenece, por derecho propio, a lo que se puede llamar el "sistema oculto", realidades a las que no se tiene acceso estadístico, pero que distorsionan cualquier estimación que se haga relacionada con las mismas. En este caso, con la desigualdad de renta. Y si Milanovic ya decía que si el Planeta fuese un solo país sería inviable dada su extrema desigualdad, con mucha más razón habrá que decirlo al imaginar el peso que estos dineros tienen en los bolsillos de los más ricos.
Hay un punto más sobre la desigualdad y es que los datos "oficiales" (es decir, que no consideran este pequeño detalle de los 21 billones de dólares) todavía no llegan al impacto que ha podido tener la crisis económica de los países centrales en la desigualdad propia y ajena. Habrá que verlo cuando se pueda y espero que no pase como los datos de la FAO sobre el hambre reciente: no se publican de momento.
No es una frivolidad, sino una cita erudita de El Roto:


No hay comentarios:

Publicar un comentario