miércoles, 18 de julio de 2012

Crisis de la deuda

Los efectos de la crisis de la deuda son conocidos:
Esta situación fue aprovechada por la derecha política para la eliminación de cualquier posibilidad de redistribución de la riqueza mientras que hacía que  amplios sectores de la población quedaran excluidos económica y socialmente. Se agudizó  la pobreza, el desempleo y se produjeron crisis políticas sucesivas. 
¿España? ¿Los GIPSI? No: el Ecuador en los años 80, tomado de una tesis doctoral que estoy leyendo ahora. Antes, el doctorando ha dicho:
Sin embargo, pronto afloró el excesivo endeudamiento externo que alcanzó su culmen en la crisis de la deuda de 1982. Las expectativas creadas por la bonanza petrolera y el gasto público encontraron sus límites cuando el endeudamiento externo se tornó excesivo, lo que condujo a la demanda de nuevos créditos de los organismos financieros internacionales, cuya concesión solo era posible bajo la aceptación de las condicionalidades del FMI y del BM.
Si en lugar de "petrolera" se pone "inmobiliaria y al FMI y BM se añade, en la "troika", el BCE y los hombres de negro de Bruselas, la cosa está clara. Y la "troika" es lo que es porque los prestamistas ya no son solo los bancos a los que defendía el FMI y el BM, sino que se añaden, además de bancos alemanes, fondos soberanos, inversores internacionales y el problema del euro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario