sábado, 23 de junio de 2012

Suben las aguas

Veo la noticia en Le Monde que la toma del Consejo Nacional de la Investigación estadounidense. Resumen:
Dans leur étude, ils prévoient une montée des eaux tout autour du globe allant de 8 à 23 cm d'ici 2030, par rapport au niveau de 2000, de 18 à 48 cm d'ici 2050, et de 50 cm à 1,40 m d'ici 2100.
Anticipan un aumento del nivel del mar superior al que se había previsto hasta ahora: un mínimo de 8 centímetros para 2030 y un máximo de 1 metro 40 centímetros para  2100 con respecto al nivel de 2000.
Largo me lo fiáis. Pero, una vez más, se carga sobre las espaldas de las generaciones futuras el peso de las no-decisiones actuales por aquello de que "el que venga detrás, que arree" o el culto "après moi le déluge", después de mí el diluvio, que, encima, es más pertinente.
Algunos previsores, por lo que me cuentan y pensando que "el fin del mundo" previsto por los mayas no va a ser de todo el mundo sino que va a tener resonancias de lo que fue el "problema Noé", están comprando casas en los Andes: "ande yo caliente, ríase la gente". 
Esto último es ridículo y no por ello menos humano. Pero lo anterior es trágico y mucho más frecuente, aunque no esté en la naturaleza humana, ni está matar a los que defienden el medioambiente. Porque el caso es que vivimos en una esfera y, aunque estemos recibiendo continuas incitaciones a la animosidad contra otros, el caso es que una esfera nunca tiene el centro en la superficie y, además, la esfera solo tiene un lado y en ese lado estamos todos.
¿Río+20? Bien, gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario