martes, 19 de junio de 2012

Profecías que se autocumplen

También las hay que se niegan a sí mismas. Probablemente, si nadie hubiese hecho caso a Carlos Marx, sus predicciones se habrían cumplido, pero, en la medida en que hubo gente que se las tomó en serio, se pusieron en práctica decisiones (por un lado y por otro) que las invalidó. 
Las que se autocumplen fueron objeto de muy interesantes reflexiones por parte de George Soros cuando observaba que lo que se opina sobre la realidad económica es parte de dicha realidad y si mucha gente hace caso a la probabilidad de que un país haga "dafault", es más que posible que dicha profecía se autocumpla: se tomarán decisiones (por un lado y por otro, esta vez no en clases sociales sino en capitales en una u otra dirección) que harán que la profecía se realice.
No hace falta decir que si los CDS (credit default swaps, esas apuestas sobre cómo irán las cosas en el futuro que forman parte de dicho futuro) sobre España anuncian nubarrones, la probabilidad de tormenta crece de manera desmesurada, digan lo que digan los ministros del ramo en su afán de tranquilizar a los supuestos "mercados", es decir, a los que juegan y apuestan grandes capitales a escala mundial y que han encontrado en estos CDS contra España un elemento interesante para hacer apuestas contra el euro. Es un tipo particular de racionalidad, pero no por ello menos racional con respecto a los fines que se pretenden que es el del beneficio sin límites caiga quien caiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario